jueves, 8 de julio de 2010

Betty Boob: uno de los primeros iconos femeninos en animación

Betty Boop es un personaje de dibujos animados que apareció en la serie Talkartoon producida por Max Fleischer y lanzada por Paramount Pictures. Por su abierta sexualidad, Betty Boop tuvo mucho éxito en el cine.

Orígenes

Su primera aparición el 3 de agosto de 1930, en el dibujo animado, en la sexta entrega de las Fleischer's Talkartoon series. Grim Natwick, un animador veterano de los estudios de Walt Disney y Ub Iwerks, fue principalmente el responsable de crear el personaje animado, modelado en base a la figura de Helen Kane, cantante y actriz estadounidense contratada por Paramount Pictures, el estudio que distribuía los dibujos animados de Max Fleischer. Empezando con este dibujo animado, la voz del personaje fue representada por varias actrices de voces diferentes hasta que Mae Questel consiguiera el papel, en 1931, y lo mantuvo por el resto de la serie. El animador la rediseñó en 1932 para ser reconociblemente humana en el dibujo animado Any Rags. Aparecía en diez dibujos animados como un personajes de apoyo, una chica flapper con más corazón que inteligencia. No se bautizó oficialmente hasta el corto de 1932 Stopping the Show.

A pesar de diversos debates sobre la aparición definitiva, se calcula que, en total, había doce dibujos animados de Screen Songs que ofrecieron a Betty Boob o, por lo menos, a un personaje similar.

Betty como símbolo-sexual

El hermano de Max Fleischer, Dave, alteró el personaje aún más, haciéndola más sensual y más femenina. La famosa personalidad de Betty entró finalmente en el corto de 1932, Minnie the Moocher. En agosto de 1932, la serie de Talkartoon se renombró oficialmente como Betty Boop cartoons.

Betty Boop es famosa por ser el primer personaje de dibujos animados que representa completamente una mujer sexual. Otros personajes femeninos del mismo periodo mostraron su ropa íntima regularmente, como Minnie Mouse, pero no tenían forma completa de mujer. Betty Boop, sin embargo, reveló su sexualidad. Llevaba vestido corto y liguero. Tenía pecho prominente y enseñaba el escote.

Sin embargo, los animadores se aseguraron de mantener el personaje "puro" (oficialmente ella tenía sólo 16 años). Las sensibilidades adultas de Betty la hicieron triunfar y una ola de merchandising recorrió el mundo. Mientras tanto, Helen Kane, quien inspiró el personaje en 1930, demandó al estudio Fleischer en 1934 alegando que le habían copiado la apariencia, la forma de bailar y cantar y el eslogan. Kane perdió el juicio (y su Boop Boop a Doop) cuando Fleischer probó que la frase ya había sido usada antes de Kane.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada